• Carnota
  • Carnota
  • Carnota
  • Carnota
  • Carnota

Inicio | Patrimonio | Arquitectura popular

Compartir:

Arquitectura popular

Hay en Carnota distintas manifestaciones de arquitectura popular, como los molios, las fuentes, los lavaderos, las casetas marineras, los palomares, etc.

Las eras están directamente relacionadas con el ciclo de los cereales y especialmente con la malla del trigo, tarea mediante la que se separa el grano de la paja. La más importante la encontramos en el conjunto arquitectónico de la Iglexa de Santa Columba de Carnota.

Los molinos, vinculados directamente con la produción del maiz, tuvieron gran importancia en la sociedad galega. Además de su finalidad, actuaban como centros sociales, ya que eran lugares de encuentro del que da muestra muchas canciones populares que se reflicten en la literatura gallega tanto oral como escrita. Pueden ser comunitarios o de propiedad particular; los ríos y regatos de nuestro ayuntamiento están hinchados de molinos de agua. En el lugar de Quilmas se conserva un conjunto de 18 molinos que siguen el curso del río hasta la desembocadura en el mar, aunque como deciamos, la mayoría de los molinos son hidráulicos, en Lariño al lado del mar, se conserva un molino de viento, construído alrededor del 1914.

Las fuentes son numerosas en el ayuntamiento. Habitualmente estaban hechas por las comunidades de vecinos, que se encargaban de su cuidado y mantenimiento. En general, hoy en día las fuentes tienen un valor fundamentalmente decorativo, nada comparable con la importancia de antes, cuando el auga corriente en los hogares era algo inimaginable. Destacan las de Canedo, A Ínsua, y O Pindo, Fontevella de Caldebarcos, San Mamede, Cornido, Sofán, las de Lira, Pedrafigueira, la de Quilmas, etc.

Los lavaderos no son muy comunes en Carnota, ya que las mujeres lavaban directamente en el río. Los lavaderos públicos son creaciones populares con una funcionalidad específica, construídas con el aprovechamiento del auga sobrante de las fuentes. En ellas se reunían las gentes del lugar, fundamentalmente las mujeres, para lavar la ropa. Tenemos un buen ejemplo en la parroquia de Lira.

Las casetas marineras son construciones populares empleadas por los marineros para guardar los accesorios, construídas en piedra y su estructura es simple. En Carnota, donde la población está directamente relacionada con el mar, el paisaje está salpicado de estas casetas que todavía en la actualidad siguen cumpliendo su finalidad en muchos de los casos. Destacan la caseta del sal en la Boca do Río, las casetas de Lariño, Lira (a Caseta de Pepe do Cuco, restaurada e actualmente alberga un museo de temática mariñeira), Quilmas, O Pindo e Caldebarcos (realizouse no hace muchos años de una actuación de puesta en valor por parte de la Xunta de Galicia y del Ayuntamiento de Carnota).

Contamos también en el ayuntamiento con construciones vinculadas al mar, como son las fábricas de salazón. Datan del siglo XIX, elaboradas por catalanes para salar el pescado. Las más conocidas son la de Portocubelo, la de Quilmas y la de Caldebarcos.

Pombal en Lira

Los pombales son construciones cilíndricas realizadas en albañilería encintada y caleada, lo que les hace destacar de maneira especial.

La cubierta es cónica con teja de país, rematando en pináculo.

Los más importantes son el de Maceiras y el de Lariño, pero hay muchos más.